¿Cómo cambiar el aceite de tu moto?

Get Adobe Flash player

 

El aceite del motor es muy importante para que la moto funcione adecuadamente:

 

previene qué partes se calienten o se desgasten al reducir la fricción, limpia el motor y lo protege de la corrosión. Con el tiempo, el aceite se deteriora y esto impacta en el desempeño. Por esta razón es vital cambiar el aceite regularmente (una o dos veces al año, independientemente de las recomendaciones del fabricante) para asegurar que el motor continúe operando de forma óptima.

 

Necesitarás el siguiente equipo:

  • Un aceite adecuado para tu motor, del grado correcto y en la cantidad adecuada. Utilizá aceite ELF para garantizar el desempeño óptimo de tu motor. 
  • Antes de usar el producto debés revisar el manual de servicio del vehículo. Los cambios de aceite deben efectuarse de acuerdo con las recomendaciones del fabricante. 
  • Equipo de seguridad, como gafas de seguridad y guantes de goma. 
  • Filtro de aceite de alta calidad (consultá el manual de servicio). 
  • Una llave especial para el filtro de aceite. 
  • Un contenedor para recolectar el aceite usado y un embudo. 
  • Papel de diario (o servilletas de papel) y ropa desechable.
  • Un anillo-O de ser necesario.

Pasos a seguir para cambiar el aceite de tu moto:

1. Prepará tu moto:

  • Para hacer menos viscoso el aceite para el motor y que pueda drenar fácilmente cuando lo estés cambiando te aconsejamos encender el motor de tu moto y mantenerlo prendido de 1 a 2 minutos. Luego, asegurate que tu moto se encuentre en una superficie plana y horizontal, con el motor apagado.

2. Cambiá el aceite de tu motor:

  • Una vez que encuentres la tuerca de residuo (consultá tu manual de servicio), protegé la superficie sobre la cual estás trabajando colocando papel de diario o servilletas de papel. Posicioná el contenedor bajo la tuerca y asegurate que sea lo suficientemente grande como para contener todo el aceite que se va a drenar. Desenroscá la tuerca de residuo usando la llave inglesa especial. Evitá tocarlo ya que debe estar muy caliente. Asegurate de que no se le caiga el tapón. Permití que el aceite usado se drene por varios minutos. Una vez que la reserva se encuentre vacía limpiá cuidadosamente el tapón de drenaje y su cierre. Si el cierre se ve muy desgastado reemplazalo con uno nuevo y luego enroscá el tapón de drenaje correctamente.

3. Remové el filtro de aceite usado:

  • Consultá el manual de servicio del fabricante para ubicar el filtro de aceite. Asegurate que el nuevo filtro que va a instalar sea el mismo modelo que el anterior, ya que existen varios tipos. Por esta razón deberás seleccionar la herramienta adecuada para remover el filtro dependiendo de qué tipo sea. El filtro posiblemente se encuentre lleno de aceite - asegurate que la bandeja esté cerca para que el aceite remanente se pueda vaciar ahí. Luego desenroscá el filtro de aceite utilizando tu llave de filtro. Recordá cómo encajan todos los componentes para poder colocarlos nuevamente juntos una vez que los retiraste.

4. Instalá el nuevo filtro:

  • Antes de instalar el nuevo filtro limpiá la base del filtro en el punto donde encaja en el motor. Aplicá una pequeña cantidad sobre el nuevo cierre para reducir los riesgos de fuga. Cuidadosa y suavemente apretá el nuevo filtro.

5. Rellená tu motor con aceite nuevo:

  • Antes de rellenar el depósito con aceite consultá el manual de servicio para conocer exactamente cuánto se requiere y qué tipo de aceite debés usar. Una vez que hayas seleccionado tu aceite ELF utilizá un embudo para llenar el motor al nivel máximo en el medidor o en la ventana. Una vez que lo rellenaste hasta el máximo nivel enroscá el tapón asegurándote que no dejaste ningún componente en el área de trabajo.

6. Revisá el nivel de aceite:

  • Encendé el motor y dejalo funcionar en ralentí por 5 minutos. Apagá el motor, revisá nuevamente el nivel de aceite y luego rellená en caso de ser necesario.
  • Desechá el aceite usado en un centro apropiado.
  • Bajo ninguna circunstancia debés desechar el aceite usado tirándolo por el desagüe o en recipientes de basura común como los del hogar porque contamina. El aceite, en conjunto con el filtro usado, debe desecharse en un centro de servicio o de reciclaje.