Cambio líquido de transmisión

Cambio de líquido de transmisión

Get Adobe Flash player

El líquido de transmisión debe cambiarse por las mismas razones por las cuales se cambia el aceite para el motor: para optimizar el desempeño de tu vehículo y para reducir el desgaste de los componentes de la caja de cambios. El aceite debe reemplazarse con aceite nuevo una vez que tu vehículo ha recorrido cierta distancia – revisá el manual de servicio de tu fabricante para saber cuál debe ser esta distancia. Esta tarea es más complicada que cambiar el aceite para el motor. Por lo tanto recomendamos que la realice tu mecánico. A continuación, te acercamos consejos por si deseás realizarlo vos mismo.

Necesitarás el equipo adecuado para llevar a cabo esta tarea de forma apropiada:

El aceite que se adapta perfectamente a tu caja de cambios es necesario usarlo en el grado correcto y en la cantidad adecuada. Utilizá aceite ELF Evolution para garantizar el desempeño óptimo de tu motor. Necesitarás un aceite completamente distinto basado en si tenés una caja de cambios manual o automática. Es importante revisar el manual de servicio de tu vehículo antes de realizar cualquier tarea. Los cambios de aceite deben realizarse con los distintos elementos que recomiendan los fabricantes:

  • Equipo de seguridad como gafas de seguridad y guantes de goma. 
  • Un contenedor para recolectar el aceite usado.
  • Una base para el tapón de drenaje de aceite.
  • Un embudo y una varilla de plástico.
  • Un gato y bases de gato.
  • Papel de diario (o servilletas de papel) y ropa desechable.
  • Un aro-O en caso de ser necesario.

Caja de cambios mecánica:

Alistá su vehículo

Para hacer menos viscoso el aceite y permitir que pueda drenar más fácil al cambiarlo, te aconsejamos realizar la operación luego de haber usado tu vehículo por más de 10 minutos. Asegurate que su vehículo esté en una superficie plana y horizontal. Apagá el motor y poné el freno de mano. Debe haber suficiente espacio bajo el vehículo para que tengas acceso a la salida de aceite. De no haberlo, usá el gato para levantar el vehículo y luego estabilizarlo con los soportes de gato. Nunca te coloques bajo el auto cuando esté sostenido con el gato ya que es muy inestable. El propósito de los soportes de gato es reducir esta inestabilidad. Consultá el manual de usuario del fabricante para conocer donde debés colocarlos.

Revisá la tapa de llenado

Antes de cambiar el aceite, asegurate que la tapa no esté atascada. Si se encuentra atascada deberás contactar a un mecánico. Para ubicar esta tapa, consultá tu manual de servicio.

Cambie el aceite

Una vez que encontraste la reserva de aceite y el tapón del drenaje (consulte su manual de servicio), protegé la superficie sobre la cual vayas a trabajar, colocando papel de diario o servilletas de papel sobre ella. Posicioná el contenedor bajo el tapón y asegurate que sea lo suficientemente grande para contener todo el aceite que necesita ser drenado. Desenroscá la tapa del drenaje utilizando la llave inglesa adecuada. Asegurate que con los guantes no se te caiga el tapón. Permití que el aceite usado drene varios minutos. Una vez que el depósito de aceite esté vacío, limpiá el tapón de drenaje, reemplazá el cierre y atornillalo nuevamente de forma correcta. Remové las bases del gato y bajá el vehículo a su posición regular.

Rellená con aceite nuevo

Antes de rellenar con aceite, cpnsultá el manual de servicio para encontrar exactamente cuánto es requerido y qué tipo de aceite debés utilizar. Una vez seleccionado su aceite ELF, utilizá la varilla de plástico y el embudo para rellenar, colocando el embudo lo más alto posible para que el aceite fluya por la varilla hasta su destino. Una vez que llegue al máximo nivel, atornillá nuevamente el tapón y asegurate no dejar ningún componente en el suelo.

Desechá el aceite usado en un centro apropiado

Bajo ninguna circunstancia debés desechar el aceite usado tirándolo por el desagüe o echándolo en el medio ambiente. El aceite y el filtro usado deben desecharse en un centro de servicio de vehículos o en un centro de reciclaje.

Cajas de cambio automáticas:

La operación es más complicada en cajas de cambio automáticas.

Alistá tu vehículo

Para hacer menos viscoso el aceite de tu motor y permitir que pueda drenar más fácil al cambiarlo, se aconseja realizar esta operación después de haber usado su vehículo por más de 10 minutos. Asegurate que tu vehículo se encuentre sobre una superficie plana y horizontal. Apagá el motor y colocá el freno de mano. Debe haber suficiente espacio bajo el vehículo para tener acceso a la salida de aceite. De no haber, utilizá el gato para levantar el vehículo y luego estabilizarlo con los soportes. Nunca te coloques bajo el auto cuando éste está sostenido con el gato ya que es muy inestable. El propósito de los soportes de gato es reducir esta inestabilidad. Consultá el manual de usuario del fabricante para conocer donde debe colocarlos.

Revisá la tapa de llenado

Antes de cambiar el aceite asegurate que la tapa de llenado no esté atascada y que podrás llenar su cárter una vez que hayas cambiado el aceite. Si se encuentra atascada, deberás contactar a un mecánico. Para ubicar la tapa, consultá tu manual de servicio.

Cambiá el aceite

Una vez que encontraste la reserva de aceite y el tapón del drenaje (consultá tu manual de servicio), protegé la superficie sobre la cual trabajes colocando papel de diario o servilletas de papel sobre ella. Posicioná su contenedor bajo el tapón y asegurate que sea lo suficientemente grande para contener todo el aceite que necesita ser drenado. Desenroscá la tapa del drenaje utilizando la llave adecuada. Asegurate que con los guantes no se te caiga el tapón. Permití que el aceite usado drene varios minutos. Notará que el aceite usado parece muy limpio. Sin embargo, debe reemplazarse.

Drená el convertidor

Una vez que la reserva esté vacía, debe tener acceso el convertidor. Utilizando el manual de servicio de tu vehículo, ubicá la ventanilla que une la caja de cambios al motor. Si la caja de cambios y el motor están separados, éste deberá desmantelarse. Luego utilizá tus dedos para girar el convertidor hasta que aparezca el tapón de drenaje. Una vez desenroscado, vertí el aceite en el contenedor. Utilizá esta oportunidad para limpiar cuidadosamente los tapones del convertidor y de la carcasa. Una vez que vertiste el aceite, enroscá nuevamente los tapones. Rellená tu caja de cambios con aceite nuevo.

Rellená la caja de cambios con aceite nuevo

Antes de rellenar, consultá el manual de servicio para conocer exactamente cuándo y qué tipo de aceite debés usar. Una vez que has seleccionado el aceite ELF, utilizá la varilla de plástico y el embudo para rellenar colocando el embudo lo más alto posible para que el aceite fluya. Una vez llenado al máximo nivel, atornillá nuevamente el tapón asegurándote no haber dejado ningún componente en el suelo.

Desechá el aceite usado en un centro apropiado

Bajo ninguna circunstancia debés desechar el aceite usado tirándolo por el desagüe o echándolo al medio ambiente. El aceite, en conjunto con el filtro usado, debe desecharse (usualmente sin costo) en un centro de servicio de autos o en un centro de reciclaje.