¿Cómo cambiar el anticongelante?

¿Cómo cambiar el anticongelante?

 

Get Adobe Flash player

Si deseás que tu vehículo dure más, aprendé cómo cambiar el anticongelante. Los dueños de vehículos tienen que cambiar su enfriante al menos una vez al año. El proceso no es difícil.

 

Cosas que necesitarás para cambiar el anticongelante:

  • Manual de Reparación de Servicio 
  • Bandeja de drenaje de 2-3 Galones 
  • 50-50 Enfriante Anticongelante 
  • Alicates
  •  

    Pasos a seguir para cambiar el anticongelante:

    Paso 1: Precauciones de Seguridad

    Asegurate seguir todas las precauciones de seguridad necesarias para prevenir un accidente. Evitá derramar el refrigerante y mantené a las mascotas y niños lejos del área de trabajo. Chequeá que el motor esté apagado y esperá hasta que se enfríe.

    Paso 2: Drenar el Refrigerante
     

    Colocá la bandeja de drenaje debajo de la válvula de drenaje del radiador. Remové la válvula del radiador a mano o utilizá un par de alicates. Observá el anticongelante saliendo del tanque y del sistema de enfriamiento a medida que cae en la bandeja de drenaje.

    Paso 3: Remové los tapones de motor

    Remové la tapa a presión del radiador para permitir que el resto del enfriante salga del radiador. Utilizá una llave inglesa para remover los tapones de drenaje que bloquean el motor. Dejá fluir el anticongelante desde el motor hasta la bandeja de drenaje. Asegurate que el enfriante sea drenado del radiador y del tanque de recobro del enfriante.

    Paso 4: Rellenar el sistema de refrigeración

    Volvé a instalar los tapones de drenaje del motor y la válvula. Conocé cuánto anticongelante tu auto está supuesto a tener leyendo el manual de reparación de servicio. Por ejemplo, si el manual dice cuatro cuartos de anticongelante, agregá dos cuartos de enfriante y dos cuartos de agua. Vertí suavemente la mezcla  50-50 en anticongelante y agua en el cuello de llenado del radiador a través de un embudo.

    Paso 5: Encendé el Motor

    Encendé el motor y dejalo reposar por unos minutos. Dejá calentar el motor sin la tapa del radiador puesta. Encendé la calefacción del vehículo a la posición alta y caliente. Observá en el radiador si el refrigerante está circulando. Esto significa que el termostato está abierto. Instalá la tapa del radiador y asegurate que el tanque del enfriante esté lleno. Probá el nivel de protección del enfriante y terminaste.